An Altdorfian Job (intro)

Buenas! Por diveras razones he tenido el blog bastante abandonado. A ver si le quito las telarañas y lo reactivo un poco 🙂

Y asi empezamos una pequeña partida de testeo del sistema de Por Un Puñado de Dados v1.27 ambientado en el mundo de Warhammer, en Altdorf concretamente. Con los personajes que mke dieron los jugadores (un noble inspirado en el pequeño nicolás, un espadachin rollo “Alatriste meets mordheim” y un inventor loco del colegio de ingenieria estaba claro que una aventura de corte clásico no iba a funcionar: se parecen demasiado a algo tipo el Equipo A sin Hannibal. Ergo, aventura de robos al canto 🙂 Os dejo la intro de la aventura. Ya os contaré que tal ha ido.

Wilheim Von Munchausen y Johann Peterbaum, llegáis juntos a la posada del Primer Guerrero. En el exterior llueve y hace un viento infernal, asi que lleváis puestas vuestras capes. El lugar huele a humedad, a baja calidad. Huele a clase baja. Wilheim destaca como un faro ahí en medio, y diversos de los locales miran la bolsa que cuelga de su cinto… para fijarse luego en su fino estoque.

taberna

Al fondo observáis al hombre que os ha convocado mediante carta, Thomas Türme, un noble del norte del Imperio, cerca de Middenheim. Bueno, ha convocado a Wilheim “y acompañantes”, y Johann ha aprovechado esa coletilla para apuntarse al carro en plan lacayo aprovechado. El hombre está sentado junto a un hombre grande con cicatrices en la cara y los brazos. Un claro matón, espadachín parece por la espada ropera que cuelga de su cinto, aunque seguro que sabe usar sus poderosos brazos para la pelea si es necesario. Su extravagante ropa morada y su físico contrastan mucho con Johann cuando este se sienta a su lado, tan escuchimizado y vestido con el negro hollináceo de los miembros del colegio imperial de hinjeniería. La diferencia entre sus olores corporales también es notoria, aunque menos que entre Johann y Wilheim.

Bien, ya estamos todos dice el convocante. Es un hombre de tez clara y cabello recesivo, con bastantes kilos de más. Por sus ropas queda claro que se trata de un noble intentado pasar desapercibido, con no demasiado éxito. Este que veis aquí es Duco Melasta, vosotros ya os conocéis. Os he convocado a los tres aquí esta noche para haceros un pequeño encargo. Sois conocidos por vuestro gusto por el dinero por distintas razones y vuestra… moral flexible de cara a avanzar vuestras agendas personales. Ante un muy débil intento de Wilheim por defender su honor, añade No tengo nada en contra de todo esto, de hecho me agrada. Es la razón por la que os he elegido. Tengo un asuntillo menor donde creo que vuestras habilidades pueden ser útiles. Necesito que me resolváis un pequeño tema.  

Hay un banquero. Su nombre es Balta Sor. Resulta que tiene un objeto que me interesa adquirir, y no ha sido del todo colaborativo de cara a que lo compre por una cantidad más que aceptable. El objeto se guarda en la bóveda segura de su casa. Estaría interesado en conseguir dicho objeto igualmente. Compraría el objeto gustosamente a quienquiera que me lo pueda vender. ¿Estáis interesados?

Si la respuesta es afirmativa, sigue hablando.

Adriana, la hija de Balta Sor se va a casar con Desfalken Bankien, de los Bankien de toda la vida. Como es bien sabido los Bankien son los gestores de parte del tesoro imperial, por lo que Balta Sor espera ascender en el escalafón de los banqueros con esta boda. Un robo en su bóveda truncaría sus esperanzas de ascenso, mostrando la debilidad de sus sistemas de seguridad.

Para la boda Balta Sor piensa regalarle un collar con una piedra verde a su hija. La piedra se llama El Diamante Verde, y es un cubo perfecto engarzado en un collar de diamantes y gromril. Quiero que me traigáis ese collar.

Antes de la boda Balta Sor va a celebrar una recepción en su casa. La jet set de Altdorf está invitada, aunque por suerte el Emperador no va a asistir. Con la distracción que este evento provocará espero que os podáis colar. Para acceder al nivel subterráneo de las bóvedas necesitareis desactivar la barrera mágica que lo protege. Una de las formas es mediante la llave que Balta Sor lleva siempre colgando de su cuello. Espero que el nivel de bóvedas incluya algún tipo de guardias, pero desconozco cómo serán.

Dejando un saquito de dinero en la mesa, delante de Wilheim dice Aquí tenéis un anticipo de vuestro pago, en caso de que necesitéis incurrir en gastos para la misión. Id a los muelles cuando lo tengáis para hacer entrega del objeto y cobrar el resto del dinero.   

Con esto, Thomas Türme se levanta y se va.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aventura, Por un Puñado de Dados, Warhammer World y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s